sábado, 28 de julio de 2012

Doctor Pablo Iglesias Maldonado, la tesis.

Unos días después; por aquello de darle tiempo al tiempo y a la resaca, reflexiono sobre la gran experiencia de ver una defensa de tesis; y es que sí: El 24 de julio de 2012 Pablo Iglesias Maldonado, arquitecto, tasador, perito y profesor (lo mismo te baila, que te plancha, que te hace una paella) presentó su defensa de la tesis que tiene por título:  "Nivel de sostenibilidad de la vivienda colectiva de Madrid mediante análisis de triple resultado" y subtítulo "Análisis Sostenible por triple resultado económico, social y ambiental de los 53 edificios de más de 100 viviendas seleccionados en las fichas de la guía de arquitectura de Madrid del COAM de 2003 y su ampliación de 2007" ante el tribunal compuesto por:
  • Presidente: Dr. Miguel Ángel Alonso del Val.
  • Vocal: Dra. Ana Sánchez-Ostiz Gutiérrez
  • Vocal: Dr. Tomás García Martín.
  • Vocal: Dra. Valentina Siegfried Villar.
  • Secretario: Dr. Carlos Pérez-Plá de Viu.

Los codirectores de la tesis fueron Isabel de Cárdenas Maestre y Santiago de Molina Rodríguez.

    Como antigua alumna no puedo evitar emocionarme. Un poquito solo, pero emocionarme. Ver nervioso al que hasta hace tres días, como quien dice, ha estado poniendo nerviosos a los pobres alumnos que defendían sus proyectos en clase, con voz entrecortada y miradas esquivas... quieras que no, enternece. 

    En la sala, todos juntos, pero nunca; jamás revueltos, estamos directores de tesis, profesores, alumnos y familiares. Todos expectantes y bien rectos en nuestros asientos cuando el presidente del tribunal da comienzo a la exposición y presenta al doctorando. Pablo cual Damocles se sitúa en el atril; bajo la espada. 

    Fuera luces.

    • ¿Cómo ha sido hacer la tesis, Pablo?
    •  Duro, durísimo. Terrible. Bueno, en realidad ha tenido dos partes diferenciadas. La primera de recopilación de datos e información sobre el tema... ha sido más de investigación y la he disfrutado más. Después la parte en la que he tenido que sentarme y ponerme a escribir la tesis ha sido más ardua. He aprendido mucho sobre tratamiento de textos y procesadores; pero claro, lo cierto es que es una labor que no tiene mucho que ver con la arquitectura. El final de la tesis ha sido como un curso intensivo de secretariado administrativo.  Cuando comentamos la experiencia de hacer una tesis los profesores (después de la defensa comieron juntos profesores, miembros del jurado y directores de tesis), muchos coincidimos que es más duro que hacer el proyecto fin de carrera o incluso que la carrera en sí. Te coge en un momento vital diferente; cuando haces la tesis tienes otras responsabilidades; mientras que con el PFC sólo estás al PFC.  

    • ¿Cómo resumes la tesis?
    • ¿No has estado en la exposición?
    • Si, bueno... ¿Un resumen para no iniciados?
    • La tesis es un estudio sobre la sostenibilidad y una reflexión sobre cómo en la actualidad se utiliza este concepto aplicado a la arquitectura. La idea de sostenibilidad ha ido evolucionando en el tiempo desde el siglo XVIII hasta la actualidad. En la tesis establezco el nivel de sostenibilidad de los edificios de más de 100 viviendas seleccionadas en las guías del COAM. Según la definición que da el Informe Brundtland; la sostenibilidad es un equilibrio entre los factores económicos, sociales y ambientales; así pues, para estudiar los 53 edificios he tenido en cuenta indicadores ambientales, sociales y económicos. Actualmente los certificados de sostenibilidad que se dan a los edificios en realidad certifican solo la sostenibilidad ambiental de los mismos y este es uno de los puntos de partida de mi tesis. Concluyo y defiendo la necesidad de crear una certificación para edificios que también pondere su valor económico y social; y no sólo el valor ambiental. Durante el estudio he utilizado indicadores sociales y económicos recogidos en certificaciones que dan bancos y empresas; pero no son certificaciones para edificios. Ese ha sido uno de los puntos más complejos. 
    • ¿Podría decirse que te has inventado una certificación de sostenibilidad para edificios?
    • Bueno, esa era la idea. Tener en cuenta los tres factores y que los tres tuviesen el mismo peso a la hora de ser evaluados. La verdad es que ahora que he presentado la tesis, veo que me gustaría continuar con la labor de investigación, formar un equipo de trabajo multidisciplinar y hacer un desarrollo real de un certificado de sostenibilidad. Sociólogos, ambientalistas, economistas y arquitectos trabajando juntos para crear un producto real, que además es necesario. 
    • ¿Es una declaración de intenciones?
    • Si, mi intención es hablar con la universidad y ver si están interesados en este posible proyecto de investigación. Al fin y al cabo para eso están las universidades.  
    Luces.

    Después de la presentación de la tesis, clarificadora para algunos, abrumadora para otros; llega el turno de preguntas por parte del secretario, vocales y presidente del jurado a Pablo. Lo cierto es que nunca he estado en otra defensa de tesis, y quizás por eso me impresionó tanto. No sé; me pareció una lucha de titanes. Una bonita lucha dialéctica en la que doctor y aspirante desplegaban sus conocimientos ante nosotros pobres y terrenales espectadores. Vi cómo miembros del tribunal abiertamente se enfrentaban a las ideas que se presentaban en la tesis; cómo otros se quejaban del índice, del subtítulo o del tamaño de las gráficas donde se recogen los datos obtenidos y vi incluso cómo un director de tesis afirmaba que no estaba de acuerdo con el tema escogido ni lo que defiende. Pero lo cierto es que también vi en sus caras una sonrisa de satisfacción a ver lo perfectamente bien que replicaba Pablo a todas sus cuestiones. Una a una fue superando las pruebas, respondiendo con calma, sin perder los nervios, aceptando las felicitaciones y elogios, sonriendo, bien recto y después de dos horas respirando profundamente. 

    El presidente pide que desalojemos la sala para que el tribunal debata.

    Desalojamos. 

    Nos juntamos todos en el pasillo. Los antiguos alumnos estamos impresionados, los profesores en su salsa comentando todo lo ocurrido y los padres de Pablo llenos de orgullo (porque eso se ve), recibiendo felicitaciones por ser quienes son. 

    Nos piden que entremos en la sala. 

    Entramos. 

    El presidente habla, no sé qué dice, habla extraordinariamente rápido; como sabiendo que tiene que pasar a la parte importante. Don Pablo Iglesias Maldonado es apto para obtener el grado de doctor. Gracias. 

    Profesores dando besos a alumnos, padres saludando a los doctores,... Pablo yendo de un sitio a otro agradeciendo, saludando, besando y abrazando. Vi todo eso; me sentí como un chalet rodeada por rascacielos. 

    Enhorabuena doctor.

    4 comentarios:

    1. Quien ha escrito este texto tan pitiminí?
      Esta muy elocuente, naive y entretenido. si alguien conoce un atajo para ser Dr. por favor que lo diga, que yo no me veo con tablas para el turno de preguntas.

      El simi.

      pd. e.enhorabuena, Dr. acabo con una cita inglesa de las que te molan... no pain, no gain ;)

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Tu sí que eres pitiminí, Simi Solutions. ;P

        Eliminar
    2. Nunca pensé que una exposición de una tesis pudiera tener tanto encanto. Bravo por el texto y enhorabuena, Doctor.

      ResponderEliminar