miércoles, 16 de mayo de 2012

Víctor Olgyay. Manual de diseño bioclimático para arquitectos y urbanistas


Víctor Olgyay es el autor de numerosos libros, entre los que destaca “Arquitectura y Clima. Manual de diseño bioclimático para arquitectos y urbanistas”.

La arquitectura bioclimática es un tipo de arquitectura donde el equilibrio y la armonía son una constante con el medio ambiente. Se busca lograr un gran nivel de confort térmico, teniendo en cuenta el clima y las condiciones del entorno para ayudar a conseguir el confort térmico interior mediante la adecuación del diseño, la geometría, la orientación y la construcción del edificio adaptado .
Si es para una latitud fría se necesita de calentamiento pasivo, así que se construirá de forma compacta y se maximizaran las ganancias solares. En una latitud cálida tenemos que evitar las grandes superficies de fachadas expuestas a la radiación solar, también es conveniente el uso de estrategias con agua para favorecer la evaporación y reducir la sensación de calor

Las estrategias antes mencionadas para las dos latitudes se afinan más distribuyéndose en las cuatro regiones: fría, templada, cálida, y cálida húmeda.

Región fría: En la región fría, para el asoleo, las pendientes S y SE son las más favorables. Emplazarse en la media ladera o en la baja ladera es beneficioso para prevenir un efecto excesivo de los vientos. En cuanto a la ordenación, deberá de proporcionar protección contra los vientos. Los edificios tienden a unirse para exponer la menor superficie posible. Los espacios públicos deberán de estar protegidos contra el viento, lo cual se puede lograr con barreras vegetales constituidas por lo general por vegetación perenne, orientadas según la dirección NE-SO. Debe evitarse que la vegetación este demasiado cerca de la vivienda.

Región templada: En la región templada, si hablamos de la elección del emplazamiento, las pendientes este o sur son las más adecuadas. La parte más cálida de la pendiente es la mejor opción. El aprovechamiento de las brisas en periodos cálidos es muy importante. La ordenación residencial más adecuada es la libre y abierta, donde los edificios tiendan a mezclarse con la naturaleza. El emplazamiento más favorable de las barreras vegetales es la orientación NO, dirección de procedencia de los vientos invernales. La disposición de los arboles no debe bloquear el paso de las brisas veraniegas, que soplan del sur y del suroeste.

Región cálida: Para la realización de un proyecto en la zona cálida árida habrá que escoger el emplazamiento en pendientes expuestas al SE-E y las partes bajas serán las más convenientes. Es importante aprovechar y controlar los flujos de aire frío. También son favorables los emplazamientos altos y los que tienen posibilidades de evaporación. Los espacios públicos deben de tener una estrecha conexión con las áreas residenciales, así como será importante una protección solar y la colocación de estanques frente a pavimentos. 

Región cálida húmeda: La elección del emplazamiento, habrá que buscar lugares un poco altos y enfrentados a la dirección del viento. Las casas deberán de estar separadas para aprovechar los movimientos del aire. Habrá que buscar siempre el generar sombras, para lo que se puede utilizar árboles con poca hoja y mucha rama, que darán sombra pero no impedirán el paso del aire.

2 comentarios: